23/4/07

Segunda Estrella a la derecha.

Me acuerdo los primeros libros que me regaló mi madre eran de Peter el conejo, de Beatrix Potter. Me encantaba, los guardaba con sumo cuidado. También ella me leía El Principito y me decía: ¿Sabes que Gilles, es sobrino del que escribió este libro?- Yo pensaba, jó, que suerte...e imediatamente me venía la imagen de Gilles con una capa roja como la del principito; como el era rubio, me venía esa asociación de ideas.
Gilles volaba con mi padre en ala delta, era su mejor amigo, trabajaba en Air France y cuando yo era muy pequeña nos llevó a ver el Concorde al aeropuerto, estaba allí de exposición , no sé que año sería, no me acuerdo muy bien. Para no romper el karma familiar, se murió joven en un accidente con su ala delta, en Brasil, lejos de su familia y sin descendencia, ni esposa.
Mi madre conserva una foto muy grande de Gilles, por eso me acuerdo perfectamente de su cara, siempre que ve esa foto, mi madre dice. ¡Qué pena, era tan guapo! Y me cuenta todo lo de la muerte, reconocimiento de cadáver y demás detalles, que prefiero no acordarme.
Hay varias historias en mi vida, vividas o contadas, que pensándolo bien, podría escribir un libro, pero no sé si sería capaz. Hay gente que se cree que me invento las historias, porque la verdad es que si una cosa me ha enseñado mi madre es a contar historias, ella lo vive, cada vez que cuenta algo y creo que yo también soy así. Hoy hemos salido y se ha comprado una libretita forrada en cuero, de color naranja, con las hojas en blanco y es que ella es así, en el día del libro nada mejor que uno en blanco así te contará lo que quieras escribir en el. ¿ Verdad ? Y me decía, con una voz infantil y guardándola en su bolso. ¡ Ay, me encanta la libretita !

Feliz Día del Libro... (y de la Libretita...)


Primera Parte




Segunda Parte


4 comentarios:

Anónimo dijo...

-"Ahí, es Wendy, la segudna estrella a la derecha. Volaremos (bailaremos) hasta que amanezca".
-Si acaso puedes volaar...

(Peter Pan, traducciones de las canciones de la verisón de Disney).
(Me sono emigrato inside the Anita's kitty). Muy bien esa Sweetbitter simphony. Le comparto eclecticismos. Por aquí volveremos.

Wal dijo...

Al Sr. Anónimo:

Bienvenido a la casa de la niña perdida, puedes pasar cuando quieras.

Procuraré tener buenos pensamientos y echar a volar, sola o en buena compañía.

Te regalo un dedal.

Anónimo dijo...

Querida Wal:
Lamento que vea con este aspecto indefinido. Ando aún buscando mi identidad. Vengo de una fiesta de preguntas del blog de la gatera de al lado... pero nadie responde, están tod@s demasiado ocupad@s con el qué se ponen en la fiesta.
Vendré por aquí, si no le importuna. Ahora que tengo su fantástico dedal, podré zurcirme los sietes con un poquito de bossa nova de fondo, sin temor a clavarme la aguja y quedar eternamente dormido.
¿Le importa que vaya recoriendo sus habitaciones despacito? Me encanta hurgar en los cajones desde niño. ¿O hay alguna que no se deba cruzar?
Te regalo una rosa recién cortada. Las espinas pinchan sólo un poquito. ¿Quieres que te preste mi dedal? Me lo acaban de regalar.

H.

Wal dijo...

Me intriga su anonimato pero no le puedo obligar a decirme quién eres si estás en proceso de agarrar tu sombra para hacerle un interrogatorio.

No me importa que purules por mi casa, las puertas enstán abiertas para entrar y para salir cuando quieras, sólo algunos cajones están vetados y aunque no presenten llaves, sabrás que esos no los tienes que tocar.

Besos

(Ah, he nacido en Brasil, madre española, padre húngaro, bisabuelos Transilvanos...una buena mezcla para un cuento)